jueves, 6 de junio de 2013

Hoy No Circula


Vaya que es un tema en cuestión esto de la aplicación del programa "Hoy No Circula" en la ZMVM para el 2014 a vehículos con holograma "00" y "0",  y es que a la gran mayoría de los automovilistas, la noticia  seguramente les cayó como balde de agua helada, pues la reciente adquisición de un vehículo de agencia o de modelo reciente no será capaz de evadir que se quede guardado en la cochera 1 día a la semana...

Existen muchos puntos desde los cuales se puede abordar el tema y que han generado gran controversia debido a posibles beneficios ambientales que pudiera generar, supuestos enfoques erróneos de aplicación y consecuencias que pudiera generar la actualización y aplicación de dicho programa.

Está la opinión de Ana Lilia Herrera, senadora por el Estado de México y presidenta de la Comisión Especial de Desarrollo Metropolitano, que recriminó el hecho de que el programa no se aplique a unidades de transporte público, alegando que éstas contaminan más que los autos particulares.

También opinó Héctor Riveros, investigador del Instituto de Física de la UNAM, "Si se quiere reducir la contaminación atmosférica, la medida más efectiva es sustituir a todos los micros por autobuses nuevos, y obligar a taxis y camiones a contar con sistemas anticontaminantes en buen estado". "El problema está en el transporte público masivo obsoleto, inseguro y muy contaminante".

Y en términos absolutos, sí, el transporte público genera más emisiones que el transporte particular en conjunto, pero al parecer sólamente vieron el porcentaje de emisiones, o le tienen mucho amor a la comodidad de su auto como para opinar de esa forma, porque si alguien les hubiera comentado que los autos particulares representan el 80% del parque vehicular, que en ellos sólo se realiza la tercera parte de los viajes en la ciudad, que en términos de eficiencia, trasladar a una persona en transporte privado ocupa 50 veces más espacio que en transporte público y que sus emisiones por kilómetro-pasajero son 5 veces mayores que un microbús y 15 veces mayores que un Metrobús (BRT), quizá hubieran pensado 2 veces antes de aventarle la piedra al transporte público. Que aunque sí existe un problema de regulación de emisiones en ese ámbito, el automóvil particular representa un problema mayor.

Y por otro lado, nuevamente en términos de eficiencia, mientras menor es la capacidad del sistema de transporte público, mayores son las emisiones por pasajero kilómetro, como lo son taxis y combis, que además contribuyen a generar un mayor congestionamiento vial. ¿Entonces realmente "El problema está en el transporte público masivo obsoleto, inseguro y muy contaminante"? o de dónde habrán obtenido la información? 

Y regresando un poco al programa, aunque muchos de los factores se relacionan entre sí, no se distingue muy bien hacia dónde está enfocada esta propuesta. Por un lado, se habla acerca del número de vehículos que existen y que circulan en la ciudad, y por el otro, se habla de la contaminación generada por dichos vehículos, y aunque parezca obvia la idea (y que de hecho lo es), de que limitar la circulación de vehículos conllevará a disminuir la emisión de contaminantes al ambiente, la aplicación de esta propuesta para llevar acabo ese objetivo, podría generar resultados no deseables en otros aspectos que más adelante se describirán.

Pero como primer punto, desde la perspectiva de la contaminación, debemos conocer varios datos como, que efectivamente, las fuentes móviles (sector transporte) son las mayores generadoras de emisiones, pues demandaron en el 2010 el 61% de la energía total consumida proveniente de combustibles fósiles de la ZMVM sin incluir la electricidad como tal.


Consumo Energético por Sector ZMVM 2010.



Fuente: Secretaría del Medio Ambiente del Distrito Federal

Y en el tema de las emisiones, las fuentes móviles generan el 98% del monóxido de carbono (CO), el 78.5% de los óxidos de nitrógeno (NOx) y el 29.9% de partículas menores a 2.5 micrómetros (PM2.5).

Contribución Porcentual de Emisiones por Sector
Fuente: Secretaría del Medio Ambiente del Distrito Federal

Dentro de éste sector,  el transporte particular o privado, es considerado el más contaminante debido a la limitada cantidad de pasajeros que traslada, en la ciudad el promedio es de 1.7 pasajeros por unidad, lo que resulta muy poco eficiente, y para prueba basta un botón.
Contribución de Emisiones del Transporte de Uso Particular

Fuente: Secretaría del Medio Ambiente del Distrito Federal

En el transporte público, como antes se mencionó, mientras más capacidad tenga, es más eficiente en términos de pasajero kilómetro, por esto, los taxis se llevan el primer lugar en generación de contaminantes como se ve en la imagen. (S/C = Sin control de emisiones).


Emisiones de COV, NOx y PM10 por kilómetro-pasajero y tipo de vehículo


Fuente: Secretaría del Medio Ambiente del Distrito Federal

Y bueno, el transporte de carga es el mayor generador de partículas, que principalmente proviene de los vehículos pesados y que la mayor parte utiliza diesel.

Para concluir esta parte, ésta es la gráfica porcentual de emisiones de los 3 tipos.


Contribución Porcentual de Emisiones por Tipo de Transporte


Fuente: Secretaría del Medio Ambiente del Distrito Federal

Y para entrar un poco más en el tema, la implementación del programa como tal en 1989, lograba sacar de circulación un 20% del parque vehicular al día, pero con las modificaciones y excepciones a vehículos menos contaminantes que a partir de los modelos 91 ya contaban con convertidor catalítico, el porcentaje real ha ido disminuyendo y actualmente al día deja de circular el 8%.

Está claro que es una cifra muy pequeña comparada a la inicial, y es que el 50% del parque vehicular tiene engomado "2", que son los vehículos que descansan 1 día a la semana y que generan el mismo 50% de contaminación que los vehículos de 8 años o menos de antigüedad según la Dirección de Gestión de la Calidad del Aire del D.F. que se puede confirmar con esta gráfica:
Edad del Parque Vehicular por Tipo de Combustible 2010

Fuente: Secretaría del Medio Ambiente del Distrito Federal

Y bien, si la propuesta quiere retomar que el 20% del parque vehicular (al menos del particular) no circule de lunes a viernes, seguramente en el primer año de aplicación tendría buenos resultados, sin embargo, hay varios puntos que se pueden comentar:

1. El hecho de que el 20% del parque no circule un día a la semana, no implica necesariamente que el mismo porcentaje de automóviles dejen de circular en la ciudad, en otras palabras, las personas que poseen más de un vehículo podrán eludir el programa utilizando su "auto de repuesto", claro, a menos que tengan la "mala fortuna" de que sus vehículos no circulen precisamente el mismo día. 

2. Si las personas, con el actual programa, de alguna forma intentaban mantener un vehículo no tan antiguo, con la intención de no tener que lidiar con el día en transporte público en el que sus autos no circulaban, ahora no tendrá algún "beneficio", por así decirlo, mantener un modelo reciente mas allá que el del puro gusto de poseer un automóvil nuevo o seminuevo, y entonces, el programa podría producir que el parque vehicular vivo se haga más viejo, lo que conduce a mayores emisiones por cada vehículo, y es que las personas que de verdad no se bajan del auto, hacen un esfuerzo por que éste no tenga más de 8 años de edad para no tener que dejar de circular un día a la semana, más allá que el mero gusto de renovar su automóvil. Habría que poner en la balanza, si es que llegara a suceder esto, si las emisiones que dejan de producir el 20% de los vehículos no se contrarresta al pasar el tiempo con las emisiones que cada vez son mayores debido a la antigüedad de los automóviles, pues es el porcentaje (que desconozco) de personas que realizaban esta renovación de sus modelos ya no tendrán ese "incentivo" pues sea cual sea el modelo de su auto, de cualquier forma dejará de circular un día.

3. Aunque en los antecedentes del programa, no hubo registro de una mayor venta de autos nuevos con la aplicación del programa, posiblemente si exista una disminución, por la misma razón del punto anterior.

4. De lo que sí hay registro, es de la adquisición de un vehículo extra en la familia que pudiera resolver el problema de su transporte, una encuesta realizada por la UAM Azcapotzalco por allá de 1995 cuando era reciente la aplicacioón del programa, apuntó que del 46% de los automovilistas que tenían más de un vehículo, el 22% lo adquirió precisamente para eludir el programa y que ese auto extra era menos reciente que el principal, por lo que contaminaba más. Esto podría tornarse en una acumulación de vehículos en las familias mas allá de tratar de mantener un crecimiento no tan acelerado del parque vehicular. Esto entorno a la aplicación sobre los autos particulares.

Y en cuestiones de que el transporte público se incluya en el programa, algunos de los puntos anteriores podrían encajar, pues el invertir en renovar las unidades no obtendrá como beneficio el poder explotarlas todos los días, si de por sí la flota de transporte público concesionado no es muy reciente, el programa podría retardar aún más la renovación.

Una posible opción que pudiera generar beneficios reales, sería la de mantener el "premio" por mantener un vehículo de modelo reciente y menos contaminante. Desconozco si en la próxima actualización del programa, el dejar de circular un día sea equitativo para todos los vehículos o si existirá una mayor "penalización" a vehículos más contaminantes como la de dejar de circular 2 días, quizá uno entre semana y otro en sábado o domingo, en el programa actual, las calcomanías "2" dejan de circular un sábado al mes, sin embargo si el programa se extendiera a 2 sábados, esto podría mantener el esfuerzo por mantener un parque vehicular relativamente joven. Los automovilistas seguramente se darían cita en las plazas públicas para manifestarse, pero en una perspectiva netamente ambientalista, podría ser de utilidad.

En general, la idea de mantener un control sobre los autos que circulan es algo que necesariamente debe existir, sin embargo, para desincentivar el uso intenso del automóvil particular con políticas como ésta, se debe de tener un plan con el que también se mejoren las condiciones de las demás opciones de transporte. Si únicamente se aplican restricciones sin ofrecer mejoras en los demás modos, las personas siempre encontrarán la forma de esquivarlas, pues la mejor forma de solucionar problemas de este tipo, es precisamente ofreciendo opciones de transporte que realmente puedan competir con el automóvil, opciones seguras y eficientes que logren hacer un uso racional de este modo.

Debajo se encuentran los enlaces a las fuentes de este artículo. 

Noticias Terra (Periódico Reforma)


Boletín SEDEMA. Hoy No Circula.

Inventarios de Emisiones de la Zona Metropolitana del Valle de México 2010.

Contaminantes Criterio.

Gases de efecto Invernadero.

Contaminantes Tóxicos.

Cuarto almanaque de datos y tendencias de la calidad del aire en 20 ciudades mexicanas (2000-2009) Capítulo 2. Zona Metropolitana del Valle de México

Programa de Verificación Vehicular Obligatoria para el primer semestre del año 2013.

Actualización del Programa Hoy No Circula 2004

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada